Especialidades de la Casa, lo mejor para comer en Riaza

La mejor ruleta además de texas holdem para nuestro sitio dr love. ¡Dirígete y adquiere enormes productos de bonificación!

Cordero Asado:

El cordero lechal, llamado también lechazo, se caracteriza por tener una carne blanca y tierna ya que es un animal de unos 25 o 30 días de vida, por eso este plato es tan delicioso.

 

Es por ello que en Restaurante Melgos no añadimos ningún tipo de especias al asado que modifiquen el sabor de un producto que de por sí es de los platos más sabrosos de la cocina castellana. La receta del lechal asado sólo incluye agua, sal, manteca (para que la piel se haga “costra”) y el buen hacer del maestro asador.

 

Todos los cuartos de cordero que se ofrecen en el Restaurante Melgos cuentan con la garantía de la marca “Tierra de Sabor“, ya que sólo compramos a las carnicerías de Riaza y alrededores.

 

Aconsejamos que este plato se deguste acompañado de un buen tinto y de una ensalada que otorgue el contraste de sabores que hará que repitas una y otra vez la visita a nuestro restaurante.

 

Descubrirás que se puede comer a la vez que se disfruta.

Setas de Cardo:

Seleccionando las mejores setas de cardo del Nordeste de Segovia, y siguiendo una de nuestras recetas más especiales, elaboramos este guiso tan valorado por nuestros clientes.

 

Nuestro guiso, que se basa en una receta casera, se diferencia por tener una suave textura, que al mezclarse con las setas, uno de los mejores productos de la cocina castellana, da como resultado un plato único.

 

Recomendamos acompañar este sabroso plato con un buen Berdejo, siendo a su vez el entrante ideal para disfrutar de nuestro asado.

Estofado de Rabo de Toro:

Lo especial de este plato es la calidad de esta parte tan singular de este animal tan nuestro, el rabo de toro. Su carne es tierna y sabrosa, y al contener gelatina, hace que la salsa se ligue perfectamente dándole un toque de suavidad capaz de contentar a los paladares más exigentes.

 

Dicen que la verdadera receta de rabo de toro nació a principios del siglo XIX. Por aquel entonces, cuando terminaba la corrida en la plaza de la Corredera en Córdoba, las chindas o tripalleras, vendían los menudos y especialmente los rabos de toro, en tablas pintadas de verde para separarlos de otras casquerías y del resto del magro. Ellas fueron las artífices del estofado de rabo. Estas mujeres eran hijas, hermanas, madres o viudas de toreros, incluso alguno de ellos presumía de meterse en fogones y hacer los mejores estofados.

Ensalada de Escabechados

Sobre una base de lechuga, depositamos las jugosas porciones de escabechados, que comprenden Pollo de corral, Codorniz y Perdiz. Todo esto es acompañado por pimiento rojo, resultando en una ensalada jugosa y diferente, que lo tradicional de nuestra cocina con las nuevas tendencias culinarias.